Si el propósito es comprar casa,
el crédito de vivienda es una gran opción.

Puerta de una casa de un proyecto vivienda en Bogotá con su llave puesta

Comprar una casa o apartamento se cataloga muchas veces como una de las metas más preciadas para las personas y familias; que más allá de obtener un inmueble, construyen un hogar en un espacio con sello propio, y para lograrlo una alternativa es contar con un crédito de vivienda.

El crédito para la compra de vivienda es un préstamo para casa, que se puede solicitar a través de una entidad financiera, la cual da un monto de dinero a mediano o largo plazo con una tasa también acordada con antelación. Una vez aprobado, el solicitante paga al banco a través de cuotas mensuales que incluyen abono a capital, intereses y seguros.

Cuando el banco o entidad donde se pide el crédito otorga el préstamo por el monto solicitado, pone en garantía la propiedad para así asegurarse de que el solicitante cumpla con los acuerdos de pago mediante la constitución de una hipoteca, y que aún así permanezca en su poder.

Si la deuda no se paga en el plazo pactado, la entidad bancaria puede promover la venta forzosa del inmueble hipotecado. Esta es una de las razones por las que los expertos sugieren planear muy bien la compra de un inmueble según las capacidades financieras.

Tras la crisis ocasionada por el Covid -19, la necesidad de flujo de caja de entidades bancarias hace que se siga facilitando formas de pago, así que, en medio de la coyuntura hay oportunidades para acceder a créditos de vivienda.

Por ejemplo, durante el primer trimestre del año la tasa de interés promedio para las hipotecas de vivienda No VIS fue del 10,37 %, uno de los niveles más bajos en la historia.

Tres pasos para tener presente a la hora de pedir un crédito de compra de vivienda: 

1. Tener claro qué vivienda se desea

Antes de solicitar el crédito es importante tener claridad sobre el predio que se desea adquirir, si es nuevo, usado, en qué zona está ubicado, de acuerdo a eso se tiene un valor base para solicitar el préstamo. En algunas páginas de internet se pueden consultar proyectos de vivienda para ampliar el panorama y alternativas. 

2. Planear el presupuesto para la compra de vivienda

Luego de tener claridad acerca del valor de la vivienda que se quiere comprar, se debe planear la forma de obtener todo el dinero. Existen varias alternativas que apuntan a la compra, como por ejemplo los ahorros, cesantías y subsidios, que aportan a la suma total además del crédito para casa.

3. Definir recursos para gastos adicionales en el marco de la compra

También es importante contemplar el dinero para los gastos adicionales como la escrituración, el impuesto predial que se paga anualmente o trimestralmente depende del lugar del país donde se encuentre el predio, quizá para las adecuaciones que requiera el inmueble.

¿Cuáles son las características y beneficios de un crédito para compra de vivienda?

Algunas personas consideran que es mejor pagar la cuota mensual a un crédito que aporta para obtener un inmueble, que pagar un monto de arriendo o alquiler, así se disfruta de vivienda propia a un menor plazo.

Los créditos para casa suelen contar con tasas de interés más bajas que en otros tipos de créditos, es una tasa de interés fija durante todo el tiempo que se paga el crédito y es la aplicada al momento del desembolso.

La ley de vivienda indica que la primera cuota que se paga no puede superar el 30% de los ingresos de las personas solicitantes, y en el artículo 9 también hace alusión a la ampliación de pago de crédito a 30 años.

¿Cómo se calcula el pago mensual, y tiempo de pago al crédito?

Cada entidad financiera tiene formas específicas según cada posible cliente, y también suelen contar con herramientas de simulación que ayudan a definir los valores de acuerdo a la solicitud, una referencia es la herramienta del banco Davivienda que cuenta con su propio simulador para crédito de vivienda.

Tomando como ejemplo este simulador, estos son los datos que arroja:

Caso de ejemplo: una persona desea comprar un inmueble de 200 millones de pesos no VIS.

Cuota inicial: cuenta el 30% a partir de recursos propios a través de ahorros y/o cesantías.

Solicita al banco: el 70% restante que corresponde a 140 millones de pesos.

Plazo de pago acordado con el banco: diferido a 20 años.

Valor de cuota mensual que arroja el simulador: aproximada de 1,605,000 pesos, la cual contempla la tasa de interés del 8%, incluye amortización a capital, intereses y seguros.

Este y otros bancos digitalizan sus procesos y es así como se cuenta con la aplicación vivienda móvil con la que se pueden tramitar créditos de vivienda en corto tiempo y sin tramitadores.

¿Cómo solicitar un crédito para vivienda?

A la hora de solicitar un préstamo para vivienda, la persona se puede presentar de manera independiente o con algún familiar, ya que al sumar los ingresos se podrá acceder a mejores oportunidades de financiación.

En esa misma vía los requerimientos dependen si la persona es empleada, independiente o pensionada, de acuerdo a esto los bancos suelen validar que se cumpla con lo siguiente:

– Tener más de 18 años (mayor de edad en Colombia) y menor de 72 años.

– Contar con ingresos de al menos un salario mínimo.

– Contar con el avalúo del inmueble que se busca.

Contar con la promesa de compraventa o la carta de intención de venta.

– La fotocopia de cédula de ciudadanía.

– Certificados laborales recientes.

– Certificados de ingresos y retenciones.

– Declaración de renta al día.

– Extractos bancarios.

– Desprendibles de nómina.

Las entidades suelen prestar máximo el 70% del valor de un inmueble, en ese sentido el 30% se paga de contado, con ayuda de cesantías, subsidios o ahorros. Hay otras entidades que cuentan con la posibilidad de financiar hasta el 90%, contando con el respaldo por parte del Fondo Nacional de Garantías, lo que incentiva a los intermediarios financieros y a las familias a acceder a créditos.

Puntaje de Datacrédito o centrales de riesgo.

Haber contado con créditos y pagar las cuotas a tiempo, son aspectos determinantes a la hora de que una entidad financiera apruebe o no un crédito, es allí cuando los bancos recurren a plataformas como Datacrédito o CIFIN, las cuales comprueban si la persona tiene o no buenos hábitos de pago, es con estas que evalúan la capacidad de endeudamiento y comportamiento de pago para otorgar o no un crédito.

En caso de tener un reporte se debe saldar la deuda y reportar la novedad, aún así seguirá apareciendo en el listado de reportados por deuda durante un tiempo. Por el contrario, si la persona no cuenta con reportes, las centrales otorgan puntos por buen comportamiento de pago, (de 700 puntos para arriba se cataloga como un buen puntaje), entre más alto sea, hay más posibilidades de aprobación de crédito de vivienda.

Familia Colombiana ahorrando para sacar su crédito vivienda y comprar su vivienda nueva